Massimo’s Koalas: “La ciudad de los convictos (Bennelong)”

ImmagineSydney se acuesta en las costas de su homónima bahía, espectacularmente bella si vista desde Bennelong Point, el pequeño cabo en el que descansan las velas de piedra que forman la fantástica Ópera. Desde este pequeño espacio podemos contemplar el gran puente que une TheRocks con las costas septentrionales de la bahía, o pasear la misma bahía con ferries que parten desde CircleLane. El barrio de la Ópera es el más turístico y relevante, es la imagen de la ciudad, y es pues el más caro. Vivir en uno de los apartamentos de este barrio,  con una media de 240 metros cuadrados aproximadamente, cuesta 5000 dólares australianos de alquiler por semana. El aborigen Bennelong se caería patidifuso.

Bennelong Point toma su nombre del siervo aborigen del gobernador Lachlan Macquarie (1768-1824), el político que modernizó Nueva Gales del Sur, y Australia en general (organizó las finanzas con la introducción del dólar australiano, que sustituiría a la libra; envió exploradores por toda la isla; dejó que convictos y nativos se involucraran en el gobierno de la región y en la sucesiva colonización), en la primera mitad del siglo XIX (1810-1821); hoy una isla (Macquaria Island, al lado de Tasmania), un lago (Macquarie Lake, al norte de Sydney), dos ríos (LachlanRiver y MacquarieRiver, en New South Wales) y una ciudad (Port Macquarie, en la costa norte de Sydney) llevan su nomenclatura –los australianos fueron poco originales ya que o bien repitieron los nombres hasta el paroxismo o bien utilizaron, a veces erróneamente, los nombres que los nativos daban a los parajes–. Bennelong era un hombre de la etnia de los eora, los habitantes de la bahía de Sydney. Era uno de últimos de su tribu. Había aprendido el inglés y las costumbres británicas y había ayudado al gobernador incluso en algunas tareas políticas. Bennelong vivía en una cabaña donde hoy duerme la Ópera y era muy querido por sus colegas blancos. Sus últimos días, sin embargo, los pasó alcoholizado y depresivo, olvidado por todos.

Pasé cuatro días en Sydney, días lluviosos y otoñales, se acercaba el invierno pero los últimos momentos de calor aún daban guerra. En Sydney conocí algo más sobre la historia australiana, cositas que he escrito en los posts anteriormente publicados en esta web cultureta. Lo que más me gustó de esta ciudad, a parte de la Ópera y la Bahía con sus puentes, fue el barrio TheRocks: construido a base de pequeñas casitas coloniales que en realidad eran cuarteles o cárceles, aún se conserva pues en los años 1970s un movimiento vecinal frenó la especulación inmobiliaria que deseó “modernizarlo”. Es una pena que este tipo de movimientos no hayan sido tan abundantes en España y Catalunya durante los Años del Tocho Dorado (1997-2007). TheRocks, como apunté en el post anterior, fue la primera piedra de Sydney. El gobernador Arthur Phillips, un hombre que no quería estar ahí pero que por honor y deber estuvo y aguantó desde 1788 a 1795, sudó lo suyo y después de negociar con los corruptos New South Wales Corps (una policía hecha de soldados y reclusos arrepentidos y/o reciclados), cuerpo paramilitar que gobernaba con mano de hierro la colonia penitenciaria, consiguió reintroducir la libra como forma de moneda dentro de la colonia, dejando el control del ron siempre en manos de los Corps, y abriendo otras pequeñas colonias penitenciarias al norte de la Bahía con el fin de oxigenar la rampante anarquía de Sydney y de estabilizarla. Inglés poco amante del calor, agotado y asqueado, pero habiendo cumplido, dejó NSW para volver a las Islas Británicas siendo homenajeado con el título de almirante. Os preguntaréis, ¿y por qué es tan importante este Mr Phillips? Porque fue el primer gobernador de Nueva Gales del Sur, por ende de Australia, y porque se le considera un personaje que, por mucho que odiase su trabajo, lo hizo y, de una forma u otra, cumplió con su cometido. Tan importante como Mr Phillips fue MrMacquarie, del que también hemos hablado en este very post.

Immagine1

Annunci

Informazioni su Churitza

Immersi nella cultura pop sin dal primo giorno di vita, Azione Culturale siamo noi.
Questa voce è stata pubblicata in Massimo's Files, Vari e contrassegnata con , , , , , , , , , , , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...