Massimo’s Files: “Momentos de Taberna” (Gordon Green se enamoró)

En el segundo episodio asistimos a un concierto, un espectàculo que solo el Rebaño nos podrìa regalar! Conoceremos la historia de Gordon Green y de su amor pasional, de sus impulsos y de su épico final.
Que cada uno coja su asiento (y su vaso)!

En su afán por sorprender a la muerte, que finalmente habíamos entendido que estaba decidida a quedarse unos días como una más del Rebaño de los Hombres Tristes, siempre borracha de ron y riéndose de nosotros, sus cuasi esclavos, Moro se le acercó y, blandiendo una guitarra española roída por el tiempo, se puso ante ella todo chulo y diciéndole: Esta vez sí que sí, doña. Esta vez nos dirá su secreto porque le contaré una historia que la dejará sin aliento. ¡Sorpréndeme!, dijo riendo la muerte, con ojos como platos de burlona.

Gordon Green era muy feo,
era un bastardo
y un marinero:
nariz de papa
con ojos
de zalamero.

Gordon Green era un cabrón,
el muy capullo
d’“El Copiapó”
se enamoró
de un cubanito
de aquél velero
conocido
como “El Sendero”.

Un morenito
que lo llevó
por derroteros
que jamás (¡nunca!)
imaginó.

La muerte y los demás seres que habitábamos diurna y sempiternamente la taberna seguimos la rumba que nos cantaba Moro sobre un marino desgraciado homosexual que había caído en las redes del desengaño por culpa de un putito desconsiderado. El amor no entiende de sexos y da igual si se es mujer u hombre, porque al fin y al cabo todo ser humano una vez muerto es tan igual a las cenizas, la cal viva, el fuego, la tierra y los gusanos.

El caribeño
iba con todos.
Tenía un culito
bien apretado,
¡qué putito
mariconazo!

¡Gordon Green se enamoró!
Y el marinero
obsesionado,
llegó el día
que lo siguió.

El Dueño tomó una botella de ron añejo y se la pasó velozmente a la muerte, que ya entablaba ironías con el delirium trémens. Tele chasqueaba los dedos al son de su amigo guitarrista, tal vez por colegueo de lusofonía, aunque el brasileño cantaba en castellano de la Mancha. Manita y la Puta de la Esquina Vieja sacaron al Hijo de su cuna y le hicieron bailar sobre una mesa de la taberna, el niño embelesado por la divertida y pornográfica canción de Moro. La muerte bebía ron y miraba con atención al trovador carioca, asintiendo en cada pausa, con una sonrisa socarrona.

Al ver que el otro jodía
nuestro cabrón
se enfurruñó.

Rifle en mano
(¿un Colt 24?)
él, GG, él disparó:
volaron sesos del puto,
y marchó su obsesión.

Terminó la canción con la misma rapidez con la que la había comenzado y Moro, satisfecho por su momento de gloria en que tal vez había sorprendido a la muerte, suspiró contento, mirándose por derredor mientras el resto de los Hombres Tristes le aplaudíamos con amigable sinceridad. El Hijo, bebé simpático y risueño que empezaba a tener muchas habilidades, rió de tal forma –y la risa de los bebés es como rocío– que el ruso León le llamó ¡Precioso nene! en siberiano. La muerte también asentía, alegre y divertida por la canción que acababa de escuchar y que le acababa de alegrar un poquito más su eternidad. Me ha gustado, Morollano, me ha gustado mucho la canción de Gordon Green, pero no me ha sorprendido porque a ese tipejo le conocí: después de su asesinato se voló la cabeza y ¿quién crees que estaba ahí para llevárselo de la otra acera al otro barrio? Mi menda. Me ha gustado mucho la canción que homenajea al amor desgraciado de Gordon Green, pero no me ha sorprendido y sorpresa es lo que busco en este antro dejado en una selva perdida en un grano del culo de Dios. No os lo repetiré más veces, señora y señores, solo con una sorpresa, escuchadlo bien, solo sorprendiéndome conseguiréis la inmortalidad eterna.

Nuestro hombre
ahora apenado
quiso llorar y sufrió:
con su arma Colt
se voló el cerebro
gritándose orgulloso:
¡Adiós marinero
horrendo y bastardo!
Adiós, jodido
traidor cabronazo.

Annunci

Informazioni su Churitza

Immersi nella cultura pop sin dal primo giorno di vita, Azione Culturale siamo noi.
Questa voce è stata pubblicata in Massimo's Files, Racconti Brevi e contrassegnata con , , , , , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...