Tales of the Herring Wonder #3 -SPIT- (6 de 6)

Aquí termina. Punto y final. Nuestro protagonista, cegado por la  pasión y el amor, llega a destinación: sexo. En este ùltimo y espectacular capìtulo no tenemos muchas màs cosas que sexo, sexo y una pizca de sincero amor.
No apto para todos los pùblicos, asi es èl. Herring Wonder. Groupies del mundo, a por èl!.

Le escupí en la cara. ¡Qué ganas tenía de hacer eso!
Todo empezó la noche del día siguiente cuando decidimos volver a vernos. Habíamos entrado en esa dinámica donde el cariño que sentíamos ambos nos llevaba a no poder estar en uno sin el otro y por lo tanto a vernos cada jodido día. Obviamente para mi no era ningún problema, ver a la chica de la que primero me había obsesionado y que luego había despertado sentimientos de amor no era ningún problema es más, seguía dando gracias a todos los Dioses que se me ocurrían por tal bendición. Había estado todo el día preocupado por mi mal rendimiento en la cama. Seguía sin entender qué coño me había pasado. Vale sí, estaba histérico porque la maldita cabrona me ponía nervioso más que nada en el mundo pero ¿tanto podía afectarme? Parecía ser que sí. Siempre había hecho todo lo que quería en la cama. Nunca había tenido ningún problema pero ella con solo una mirada había conseguido quitarme esa seguridad que tanto había costado conseguir. Cuando estaba con ella me sentía como un maldito virgen, un inepto que no tenía ni puta idea de lo que hacía en la cama. Decidí que eso no podía volver a ocurrir, tenía que coger el toro por los cuernos y controlar la situación. Le iba a demostrar de que estaba hecho y de lo que era capaz de hacerle utilizando única y exclusivamente mi polla. Cuando llegué a su casa sabía qué quería y como iba a acabar la noche. Después de entretenernos como niños mirando la tele y hablando de tonterías empezamos a calentarnos mutuamente. La tensión sexual seguía ahí y sin resolver dados mis problemas. Después de besarnos como ninguno de los dos nunca lo habíamos hecho empezamos a desnudarnos. Cada vez que la veía sin nada encima, no podía evitar pensar que era la mujer más bella que había tenido y que tendría durante el resto de mis días entre mis putos brazos. Estaba claro que no podía volver a cagarla y gracias a Dios no lo hice. Después de calentarnos con los besos y mordiscos necesarios pasamos al siguiente nivel. Empecé a chuparla de arriba a abajo. No había ni un solo centímetro cuadro de su cuerpo que no estuviese tocando. Podía sentir el calor de su cuerpo, como se entregaba a mí. Todo lo que deseaba en este mundo lo tenía en mis manos. Una vez desnudos la cogí por la cabeza, la obligué a bajar y a chupármela. Estaba claro quien mandaba pero quería dejarle ese aspecto lo más claro posible. Después de tenerla un rato ahí abajo y de que me diese la mejor mamada de mi puta vida la cogí por la cabeza y la subí. Necesitaba besarla y sentir que esa furcia era mía. Estuvimos besándonos un buen rato hasta que no pude más, me puse arriba y se la metí de golpe sin ningún tipo de dilación. La expresión de su cara me lo dijo todo. Estaba disfrutando como una puta ninfómana adicta al sexo. Los ojos se le pusieron en blanco y la mandíbula se le desencajó. Nunca había tenido una polla de ese tamaño dentro. Tenía muy claro que estaba demostrándole qué podía hacerle y obviamente no tenía ninguna intención de parar. Yo mandaba en todo momento y yo decidiría cuando y como acabaría nuestra diversión. Ella no tenían ningún tipo de voz ni de voto en esto. Yo era el que saciaba sus necesidades y ella era mi muñeca, mi juguete con el que pasaba el rato. Después de follármela de la manera tradicional le dije que se pusiese a cuatro patas de cara al espejo. Resultaba que los dos disfrutábamos de ese bizarro placer de mirar nuestro reflejo mientras follábamos. Entre mordiscos y escupitajos la cosa se fue alargando hasta que ni yo ni ella sentíamos nada más y únicamente follábamos por inercia. Menudo polvazo echamos. Me corrí en toda su cara porque así lo quise y ella no se quejó en ningún momento porque sabía exactamente qué le iba a pasar y como la iba a castigar si osaba rechistar o negarse a mis ordenes. Con un solo polvo sabía que no encontraría jamás una mujer así. Había cambiado completamente mi vida. La quería y no iba a permitir que se me escapase nunca, pasase lo que pasase. Después de follar como animales nos estiramos en la cama exhaustos. Jamás me había follado a nadie así y a ella nunca la habían follado de tal manera. Eramos almas gemelas y estábamos hechos el uno para el otro. Los dos lo sabíamos, no nos hacía falta esperar una eternidad para declararnos nuestro amor. Desde el primer momento, desde el primer beso, desde la primera mirada que tuvimos, ambos supimos que estábamos de alguna manera destinados a estar juntos. Nos queríamos y pasase lo que pasase nada se interpondría entre nosotros. Al día de hoy seguimos juntos, igual de enamorados y el sexo sigue siendo algo maravilloso.

Ya sé que las relaciones son complicadas y que normalmente la gente sale herida pero estoy dispuesto a correr este riesgo. Nadie tiene que decidir cómo quiero romper mi corazón, o ni siquiera si se romperá o no. Además, ambos sabemos que ya está emocionalmente involucrada conmigo, es solo que su mente aún no se ha puesto al día con su corazón.

¿Por qué la quiero tanto?, ¿Qué tiene de tan especial? No lo sé, creo que nunca lo sabré. Creo que a veces tienes suerte y aciertas a la primera y después acaba definiendo tu vida. Se convierte en quien eres.

Annunci

Informazioni su Churitza

Immersi nella cultura pop sin dal primo giorno di vita, Azione Culturale siamo noi.
Questa voce è stata pubblicata in Herring Wonder, Racconti Brevi e contrassegnata con , , , , , , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...