Tales of the Herring Wonder #3 -SPIT- (1 de 6)

El joven hipster de esta nuestra casa vuelve al hogar más cabreado que nunca y nos viene a contar una historia de sexo duro y amor (aunque parezca algo imposible). Prepararos porque esta hexalogía dejará con el culo al aire hasta el mismísimo George Lucas. Épica, sucia, violenta y sexy, alguien da mas?

El sexo era increíble pero aún no nos adelantemos.
Llevaba tiempo solo y con ganas de volver a enamorarme o por lo menos con ganas de sentir algo especial por algo que no fuese mi reflejo. El único contacto humano que tenía con una mujer era el que recibía pagando por ello. Rápido, limpio, monótono, vacío. Intentaba auto-convencerme de que eso era lo que quería y que estar atado a otra persona era una estupidez. Menudo gilipollas era o soy, yo qué se. Tenia muchas amistades, algunas que me llenaban más que otras pero en general ese aspecto de mi vida estaba resuelto. Necesitaba más. Durante una temporada me dediqué a salir y conocer a muchas chicas a las cuales engañaba fácilmente para acabar en su piso y así poder tirármelas. Tengo que dejar constancia que soy una persona agraciada y supongo que quien quiera que lea esto me conocerá y por lo tanto podrá dar fe de lo que digo y si crees que no es cierto que te jodan, hijo de puta. Como iba diciendo, me tiraba a las muchachas que quería pero me estaba cansando y es era muy preocupante porque, ¿quién coño se cansa del sexo? ¡¿QUIÉN EN SU SANO JUICIO SE CANSA DEL SEXO?! Nadie. Bueno sí, yo –o eso creía–. Una de esas noches que es difícil de recordar se me quedó impregnada en la retina la imagen de una chica. No sabía quién era y para ser sincero ni me acuerdo de como iba vestida o peinada pero de algún modo emanaba de su cuerpo una sensación que conseguí percibir y hacer mía. No sé si fue amor a primera vista, si entramos en sincronía o si estaba jodidamente borracho pero juro por Dios que esa chica tenía algo que nadie tenía. Estaba ahí, en medio de la pista de baile yendo de un lado para otro sin parar. La expresión de su cara parecía decirte “Soy mejor que tú, soy la más bella de todas y si hablas conmigo es porque te estoy haciendo un favor y esto, amigo, será el punto álgido de tu vida”. No daba crédito. ¿Cómo podía estar a la altura de eso? Muy fácil, no lo hice. Estuve mirándola inocentemente toda la noche esperando una señal por su parte que obviamente no recibí. La mañana siguiente, entre cigarrillos y algo de alcohol para pasar la resaca, estuve haciendo algunas investigaciones y preguntando por ahí ya que quería saber quien era esa maldita cabrona que, con solo echarle unas miradas, había conseguido hacerme creer de nuevo en el sexo. Puede sonar triste pero a todos nos ha pasado imaginarnos follando con alguien que se nos ha cruzado. Pues bien, a mi me había pasado con ella. Gracias a mi red de contactos descubrí quien era, con quien había estado y lo más importante de todo, lo que le gustaba hacer en la cama. Entre toda esa información había mierda bastante interesante y que me ponía cachondo solo de pensar en ello pero tengo que admitir que alguna que otra cosa me parecía bastante espeluznante o directamente me jodía. Vayamos por partes porque toda esta historia es larga, interesante y está llena de sexo así que vamos a contarla bien.
Según mis fuentes parecía ser que a esta chica le gustaba follar duro y hacer todo tipo de guarradas en la cama. Llegados a este punto tengo que sincerarme con vosotros y confesar mi más preciado secreto: soy un niño que sigue creyendo en el amor a pesar de toda la mierda que he visto y he vivido. Cada vez veía más difícil poder tirarme a la chica de mis sueños porque yo no sabía nada del sexo duro y parecía ser que ella prácticamente lo había inventado. Entre muchas cosas la que más me fascinaba era que le encantaba escupir a su pareja sexual y que si este no le devolvía tal gesto de puro amor se enfadaba y le echaba de casa o simplemente dejaba de follárselo. Cada vez que pensaba en tenerla en una cama y escupirnos el uno al otro mientras follábamos como animales, me volvía loco y como prueba de ello tengo el recuerdo de varias erecciones que duraron más de lo normal. Bendito poder de la imaginación, sin ti no seríamos nada. Como ya he dicho no todo es bueno y esta chica también tenía su pasado oscuro. De este lo que cabe destacar es que estuvo con cierta persona que no era santo de mi devoción pero, como ya sabrás, esto es una historia de amor y por lo tanto no vamos a perdernos con este tipo de tonterías. Cada uno tiene un pasado y jamás se le puede pedir explicaciones a alguien y menos a alguien que estaba tan jodidamente buena como ella. Aunque se hubiese tirado a mi hermano el día anterior hubiese seguido queriendo meterle la polla hasta acabar los dos rendidos. Lo bueno de todo esto es que yo sabía quien era ella pero yo no era nadie y podía jugar mis cartas con tranquilidad. La tenía controlada, sabía cosas sobre ella y en que locales se movía así que no me fue difícil dar con la chica de mis sueños otra vez. Te aviso de antemano que esta no es la típica historia de chico conoce a chica, chico y chica se enamoran y acaban viviendo felices el resto de sus vidas. Las cosas no son así tan fáciles, todo se complica y acaba siendo una mierda a menos que te dejes el culo en conseguir lo que quieres. Lo bueno no llega sin más. Te tienes que dejar la vida por lo que deseas, tener ambición y estar dispuesto a joder a quien sea con tal de conseguir tu objetivo. Ella era el mío. La deseaba y sabía que antes o después sería mía, o eso creía.

Annunci

Informazioni su Churitza

Immersi nella cultura pop sin dal primo giorno di vita, Azione Culturale siamo noi.
Questa voce è stata pubblicata in Herring Wonder, Racconti Brevi e contrassegnata con , , , , , , , , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...