Massimo’s Files: “Intruders” o ¿Qué monstruo se hace llamar Carahueca?

Intruders, la última película de Juan Carlos Fresnadillo, no es un filme que todos querrán ir a ver. Es lento, demasiado angosto y a veces no parece tener sentido de cuán surrealista quiere parecer. Es un thriller, y posee un suspense más que digno, pero no es un peliculón. Hasta ahora en Los de la Bici habéis leído buenas críticas de pelis. Ha llegado el momento de presentaros la crítica de una película aburrida.

Intruders posee un buen reparto de actores: Pilar López de Ayala (sempiterna Juana la Loca, siempre con cara de histérica), Daniel Brühl en el papel de un cura joven, Héctor Alterio como cura viejo, y finalmente Clive Owen, además de un niño y una niña que, cada uno por su parte, son de hostia. El niño porque está siempre asustado y pone de los nervios a su mamá y al público; y la niña porque tiene cara de palo, siempre cara de palo, como si no tuviese sentimientos (¿por qué en los filmes de terror o que pretenden ser de terror siempre hay niñas que dan miedo? El espectador medianamente respetable ve a una niña que, en cuanto hace la tonta–que–habla–con–fantasmas, quiere pegarle una torta de esas que hacen historia, para ver si de verdad recibe de una vez una buena educación). La peli intenta ser una alegoría de los miedos que genéticamente se heredan de padres a hijos, de generación a generación, pero para llegar hasta ahí debes hacer cierto esfuerzo (que es lo que seguramente espera el director).

Fresnadillo, autor de la célebre peli para locos del zombeo 28 semanas después (28 weeks later, del 2007), intenta que el espectador sienta ternura hacia los dos niños asustados, en cambio lo que se siente es enfado porque, una vez más, no hay originalidad en un filme de terror (por ello se la ha clasificado como una “no apta para menores de 12 años”). Es un director internacional, es respetable, pero aún le falta mucho para ser mucho más que respetado. Se le puede dar importancia, cabida, pero muchas escenas de esta nueva película suya parece que hayan sido un normal copiar–y–pegar de otras películas de suspense/terror/thriller.

Finalmente, Clive Owen (quien se hizo grande con Children of men, de 2006) hace un buen papel, e incluso se atreve a hablar en castellano, pero tiene cara de rudo, de hombre de bajos fondos a lo film de Guy Ritchie (Guy, si lees esto, mételo en alguno de tus filmes gamberros cockney, please), de persona de acción, y en esta película la acción es esporádica.

A todo esto, ¿qué monstruo se hace llamar Hollowface?

Annunci

Informazioni su Churitza

Immersi nella cultura pop sin dal primo giorno di vita, Azione Culturale siamo noi.
Questa voce è stata pubblicata in At the Movies, Massimo's Files e contrassegnata con , , , , , , , , , . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...