Massimo’s Files: “Momentos de Taberna” (Dieta de banano frito)

La taberna vuelve a abrir sus puertas. No es que estè remodelada o haya cambiado de propietario, es que hay una noticia, una muy buena noticia para el Rebaño de los Hombres Tristes. A ver si ellos os la pueden explicar con màs detalles…

Cuando Manita vio entrar a su mujer, aquella que mientras él luchaba en la revolución se fue con otro señor, y ella llevaba consigo al bebé del otro señor, vimos que se le subieron a la cabeza los cuernos de arce otra vez. El pobre negro se puso a llorar desconsolado, mientras la Puta de la Esquina intentó calmarlo dándole de fumar su pipa de opio, algo al que él se abandonó. La de la Esquina miró a la ex mujer de Manita con unos ojos que hubiesen asesinado al mismísimo Todopoderoso. Estábamos los demás absolutamente enojados con aquella mujer, pero ante la Puta, aquella mujer era algo tremendo, de belleza vetusta, como clásica, cabello de petróleo y ojos de rubí. Su bebé era un nene precioso, hermoso, trigueño y risueño.

Eran los días en que mi mujer, la Mamá Santa, me hacía comer banano frito a todas horas para que adelgazara. Estoy harta de que tengas anginas de pecho, me decía siempre que me ponía el plato de banano frito encima de la mesa ante mi cara de pasmarote. No quiero que me dejes ahogada en tus deudas de borracho. Y la verdad era que no teníamos deudas, ni de borracho, porque después de la revolución, los Comandantes ya nos dijeron al pueblo que se había terminado todo eso de las deudas y las primas y el riesgo y los bonos y el capital, pero la Mamá Santa seguía pensado que tal vez esa revolución duraría pocos días, y que todo eso volvería. Bajo los estímulos de la dieta de banano frito y ron añejo de taberna, seguí adelgazando, y justo cuando comenzaba a adelgazar y Manita a ser otra vez feliz, volvió la ex mujer de Manita, una señora bella.

Creo recordar que se llamaba Doña Lluvia y se hacía llamar así porque afirmaba ser hija de la tormenta. Era tan presuntuosa y arrogante como lo que afirmaba ser. Manita, desconsolado, quiso entender por qué su ex mujer que se fue con otro hombre y que había tenido un nenito con ese otro señor ahora volvía para recriminarle que él, su ex marido, estaba con otra señora para olvidar a su ex mujer. Vestida con blusa de lino y vaqueros que solamente le tapaban las pantorrillas, y tan descalza como su ex marido Manita, venía con el bebé de otro hombre, al que había llamado Hijo. No lo quiero, se limitó a decirle a Manita. ¿Y qué pensás que puede hacer él, eh?, le espetó la de la Esquina, enfadada con Doña Lluvia. ¡Te fuiste con otro hombre mientras él luchaba para y por vós! Sós una mala mina, ¿oíste? Estuvieron casi a pegarse, pero la mano del Moro las separó para pedir paz, pues el Dueño ya escupía tanto y tan rápido que daba señales de estar a un punto de cabrearse. Durante unos largos minutos en los que solo se oían las astas del ventilador girar, Doña Lluvia dejó al Hijo encima del mostrador y nos miró a todos, uno por uno, como si tuviese vergüenza de nosotros. Dejó al Hijo encima del mostrador y se fue y jamás volvió. El Rebaño de los Hombres Tristes tenía un nuevo camarada, uno que aún no podía caminar pero que era el menos triste del Rebaño, porque en el momento de taberna en que su mamá se marchó abandonándolo, él se puso a reír. La risa de los bebés es un remanso de alegría para el planeta. El Moro, que siguió a Doña Lluvia hasta el umbral de la puerta, al regresar agarró al Hijo y lo sostuvo en sus brazos fibrosos, haciéndole mimos. El Hijo siguió riendo, y todos nosotros nos enamoramos de él.

Los cuernos de arce de Manita volvieron a desaparecer, y Manita volvió a sonreír. Doña Lluvia se había ido por fin y había dejado un ángel para el Rebaño de los Hombres Tristes, siempre aquejado de tristeza, pena, ron añejo y bananos fritos.

Annunci

Informazioni su Churitza

Immersi nella cultura pop sin dal primo giorno di vita, Azione Culturale siamo noi.
Questa voce è stata pubblicata in Massimo's Files, Racconti Brevi e contrassegnata con . Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...